Conferencia magistrado TS “La doctrina del Tribunal Supremo ante la Ley del Control Horario”. Madrid, 14 de febrero

By 30 enero, 2020 Actualidad

La aplicación práctica de la Ley del Control Horario, plantea interrogantes que requieren ser aclarados mediante su interpretación judicial, en última instancia, a través de la doctrina del Tribunal Supremo, en aspectos como las implicaciones probatorias de horas extraordinarias o de jornadas completas encubiertas cuando no se haya implantado un sistema de control, así como en la validez de los sistemas de control implantados.

A este fin responde la Jornada que tendrá lugar el 14 de febrero en Madrid, organizada por Hispajuris Abogados, en colaboración con la CEOE, y que contará con la participación del magistrado de la Sala de los Social del Tribunal Supremo Excmo. Sr. Ángel Blasco Pellicer.

En el acto intervendrán, por parte de Hispajuris, su presidente, Javier López y García de la Serrana, así como, por parte de CEOE, José Mª Campos, Responsable del Área Legal de la organización empresarial.

Antecedentes

El pasado 12 de Mayo de 2019, entró en vigor la Disposición Adicional Sexta del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

Ésta conlleva la adición de un nuevo apartado 9 al artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, que obliga a todas las empresas a llevar un efectivo registro de la jornada de trabajo de cada uno de sus trabajadores con contrato a tiempo completo.

En la aplicación de una norma que obliga a la empresa a tener un registro horario de la jornada ordinaria del trabajador a jornada completa, han ido surgiendo cuestiones que resolver conforme a la interpretación judicial de la norma.

Interrogantes en su aplicación

Así, genera dudas como el hecho de si no implantar el sistema de registro supone la estimación de cualquier reclamación presentada por el trabajador, y, conectado con esto, cuál ha de ser la intensidad y concreción o minuciosidad de la prueba de las horas extraordinarias realizadas con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley, pero reclamadas con posterioridad por el trabajador, sobre quien recae, en principio, la carga de la prueba.

En este sentido, ¿constituirá el incumplimiento empresarial del deber, una presunción de incumplimiento laboral que hará creíble la posición del trabajador, salvo la empresa pruebe el cumplimiento laboral de una jornada ordinaria y sin excesos horarios por otros medios de prueba?  Y ello, sin perjuicio de las consecuencias administrativas, que la infracción eventualmente pueda generar.

Dentro de la casuística a resolver, está también la de si del incumplimiento de dicho deber de registro podría presumirse, salvo prueba en contrario, que contratos a tiempo parcial sean, en realidad, a jornada completa.

La validez de los sistemas de registro es otra de las controversias que rodea la implantación de la norma, de modo que garanticen el cómputo real de la jornada de trabajo, lo que ya ha llevado a rechazar la validez de los GPS como sistema válido al excluir el tiempo de trabajo previo y posterior a utilizar el vehículo de la empresa

Asimismo, el uso de ciertos sistemas de control, vía app o geolocalizadores, podrían vulnerar derechos fundamentales, o bien no ser hábiles para el registro de los tiempos de descanso como parte de la jornada.

Día: 14 de febrero -Hora: 12.00 – Lugar: C/ Diego de León, 50 (sede CEOE) – Salón José María Cuevas

Inscripciones: A través de formulario de contacto